Una forma rápida y fácil de comer seitán

El seitán es la proteína del trigo, el gluten, que está en el germen del grano de trigo. Es conocido como carne vegetal debido a que es muy rico en proteínas y también, quizás, por su textura. Su aspecto no es demasiado atractivo, ya que es una bola marrón oscuro, pero todo en él son ventajas: rico en proteínas (el 24% de su peso), fácil de digerir, bajo en calorías, sin grasas saturadas ni colesterol (incluso ayuda a reducirlo), bajo en sal, rico en minerales, hierro y calcio (más que la carne), sin conservantes, colorantes, hormonas ni antibióticos.

Lo pueden tomar desde deportistas (ayuda a desarrollar la musculatura) hasta niños (ayuda al crecimiento por sus proteínas), pasando por ancianos por su fácil digestión. Desde luego, es imprescindible para vegetarianos, que ven una buena vía para suplir las necesidades que ofrecen la carne y otros alimentos derivados de animales, como la leche.

Procede de China y tiene más de 600 años. Para los japoneses, es un alimento habitual (allí lo llaman Kofu). En elecologicodelahoya.com te proponemos una receta sencilla para comenzar a introducir este poderoso alimento en nuestra dieta.

seitan

Sacamos el seitán del bote de cristal. En la foto vemos su aspecto. Podemos utilizar toda la pieza o parte de ella. La parte sobrante la guardaremos en el mismo bote de cristal cubierto de agua, que cambiaremos diariamente, igual que hacemos con el tofu.

verduras

Cortamos diversas verduras en pequeños trozos (cuadraditos, juliana o como queramos). Yo he utilizado cebolla tierna, brócoli, col, pimiento, calabacín y zanahoria. Recuerda que en la tienda puedes acceder a una caja de verduras ecológicas de temporada.

seitan en trozos

Cortamos el seitán en cuadraditos pequeños. Notareis su textura esponjosa. He de reconocer que el seitán en filete no me hace muy feliz, igual que me sucede con el tofu, pero así, mezclado con las verduras, está bastante bueno.

seitan con verduras

Cuando tenemos ya las verduras casi hechas, agregamos el seitán en trocitos. El seitán no necesita ser cocinado demasiado, así que lo agregamos al final. Después agregamos sal y especias. Para mí, el curry le da un toque especial, aunque también suelo añadir jengibre, pimienta, pimentón o cúrcuma. En la sección de especias encontraréis de todo. También le va un chorrito de salsa de soja.

tortilla wrap

En la sección “Pan” encontraréis la tortilla wrapp. Se vende en seis unidades y está realmente deliciosa. Es difícil encontrar este tipo de tortillas de tipo biológico y esta en concreto no se queda dura ni se rompe, así que es fácil utilizarla para enrollar el contenido. Un par de minutos, vuelta y vuelta en la sartén, es suficiente.

tortilla de seitan con verduras

Finalmente, rellenamos la tortilla y la enrollamos. Aquí tenemos una deliciosa tortilla de seitán con verduras. Una receta sencilla, rápida y con un resultado delicioso.

Leave a comment