Germinados

Fantástica ilustración de Víctor Paiam que nos muestra lo fácil que es germinar semillas. ¿Sabías que los germinados son una fuente de nutrientes del 400% con respecto a la semilla sin germinar?

En palabras de Olga Cuevas, los germinados son cualquier semilla cuyo metabolismo se estimula por contacto con el agua, el aire y el calor, con lo cual va creciendo. Dan lugar a tallos y hojas que van cargándose paulatinamente de clorofila (los brotes). Cuando la semilla ha absorbido suficiente agua, su metabolismo se acelera, siempre y cuando tenga suficiente oxígeno y permanezca a una temperatura adecuada (unos 20ºC). Para llevar a cabo esta frenética actividad metabólica, se producen gran cantidad de enzimas y coenzimas (vitaminas y oligoelementos).

Los germinados tienen una energía muy yin, por lo que se tomarán en pequeña cantidad, una cucharada sopera por persona. Se utilizan crudos como complemento vitamínico y por sus propiedades enzimáticas, solos o mezclados con otras verduras.

El complemento vitamínico-mineral más completo es el germinado de alfalfa, pues contiene prácticamente todos los minerales, vitaminas y oligoelementos necesarios para mantener nuestros procesos vitales. Además, contiene los aminoácidos más importantes y una excelente relación calcio/fósforo. El germinado se tomará crudo, una cucharada sopera al día y preferiblemente en primavera, ya que su energía es yin ascendente, por lo que no es indicado para personas con exceso de yin.

Leave a comment